COMO PARA MAMARSE LOS DEDOS!

food-on-face

Dante Garnique

Hay expresiones que identifican a una cultura o a un país o que sólo las comprenden quienes hablan el idioma del cual provienen.

En una ocasión, mi queridísima Doris Jesusita Martínez me refirió una anécdota sobre su primer viaje a París. Un grupo de venezolanos, con un Cuatro, canciones iban, canciones venían, dos maracuchos, un caraqueño, tres andinos; el resto de los viajeros, de diversas nacionalidades, escuchaba con curiosidad a aquella gente bullanguera y cadenciosa.

En manada, los viajeros subían y bajaban del Bus, un croissant por aquí, una foto por allá, el guía marcando la hora. Próxima parada: La tour Eiffel.

Una vez frente al mamotreto de hierro, el grupo quedó petrificado. Se hizo un mutis y una venezolana trajeada en negro de pies a cabeza, con zapatos de concurso de belleza, en una locación donde el ruido de una mosca resultaba estruendoso, de pronto sale de su schock y suelta aquella frase: UNA GÜEEEEE . . .ADA!

Doris Jesusita era, una especie de eterna, Laura, (La Sin Par de Caurimare), pero de La Pastora. Cuenta mi prima Doris, que ante semejante criollismo, el silencio del grupo de venezolanos se hizo eterno y sepulcral, el equipo se disolvió y no volvió a reunirse más, sino hasta el último minuto antes del retorno.

Desde entonces, cada vez que Jesusita llagaba a la casa o viceversa, nuestro saludo más afectuoso era: UNA GÜEEEEE . . .ADA!

Es muy común, al menos en Venezuela, la expresión: “MÁS SABROSO QUE COMER CON LAS MANOS, O, ESTO ESTÁ COMO PARA CHUPARSE LOS DEDOS”. Una conocida, con mucha picardía sustituía en esta última oración, el verbo chupar, por mamar.

Una vez en Roma, una especie de réplica viviente de Jéssica Rabbit, con sus Half D’orsay 4 pulgadas rojos, vestido de igual color, prominente descote, interesante frente y largas uñas esmaltadas también en color rojo, sacaba brillo con un trozo de pan, al plato que otrora contuviese una delicadísima porción de bolognese con abundante Parmigiano Reggiano.

Hemos de admitir que lactantes fuimos y hasta biberón habientes; pero la gramática con los verbos chupar, mamar, lamer, ha quedado como mera referencia lexicográfica.

De los mamones más ilustres, están el Cotoperix, el Cacao y cualquier otro mucílago que se nos escape. El chico pijo del jersey amarillo que le quitó la novia a uno de los Hombres G, y por supuesto, el innombrable que, no es precisamente Lord Voldemort, y que por innombrable ser, nombrado no ha de ser, aunque referido haya sido.

Algunas taras mentales no nos abandonan, a pesar de las interminables sesiones con la psicoanalista. Comer con las manos es asqueroso. Con el perdón de mis amigos eritreos. La primera vez en una comida eritrea, es duro! Una fuente con carne de pollo o de res, en salsa con base en tomates y cebollas largamente cocidos, unas especies de pankekes y todo el mundo esperando que el invitado comience a degustar; pero el invitado voltea hacia los lados, buscando que alguien le acerque un plato y cubiertos, hasta que uno de los anfitriones le indica que debe tomar con sus dedos, un trozo de la tortilla que está en una fuente común, usarla como cuchara para la salsa y la carne, et bon appétit!

Ambrosía para los Dioses griegos, arepa con mantequilla y queso ‘e mano, de búfala o llanero ralla’o p’a los venezolanos y café con leche. Una sopita de arepa es otra cosa, pero, cubiertos por delante. Nada de chuparse los dedos o lamer el plato con el pan.

Hay gente que en la primera cita decide si, si o no, dependiendo del arreglo de las manos o el aseo de los pies o el tipo de calzado que luzca la candidata. Pero para algunas personas, existen otras estrategias: si la susodicha acepta gustosa una invitación a Mc Donald’s, es periódico de ayer.

Sin embargo, resulta que hay, algunos restaurantes, en Europa, donde la hamburguesa es servida con cubiertos, al fin! Es posible probar esa comida.  El pan es crujiente, las cebollas están caramelizadas, no chorrean mayonesa ni salsa de tomate y nadie se escandaliza por el uso de los cubiertos.

Así es que si usted es de los que prefiere comerse su arepa con cubiertos, hágalo, no se acompleje, siéntase orgulloso y deje que el innombrable siga conjugando los verbos lamer, chupar y mamar.

Martes 11.09.2018

In Memoriam a Doris Jesusita

DERECHO A PROTESTAR O PORQUÉ NO ME GUSTAN LOS BEATLES

AL PAN,PAN Y AL VINO, VINO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s