EL VIRUS QUE CAMBIÓ NUESTRO MUNDO (I)

image1440x560cropped
Dante Garnique / @dantegarnique

Todo lo que habíamos aprendido hasta hoy, está a la espera de revisión. No sólo por la gran crisis de valores existente, sino porque después de la pandemia del Coronavirus, el mundo, la humanidad, tal como los conocemos, dejarán de ser lo que fueron, ya no son los mismos.

La búsqueda de la verdad ha sido una constante a lo largo de la historia. Desde la Grecia antigua hasta nuestros días. Ha habido verdades ontológicas, cosmogónicas, religiosas, científicas y verdades relativas, como la de hoy en día. Un gran cúmulo de verdades históricas, individuales o colectivas amalgamadas por la dominación.

Aunque las fronteras están cerradas con el fin de desacelerar la propagación del virus, hoy más que nunca se evidencia la artificialidad de ellas.

Y como seguramente se preguntarán que a qué viene el tema de la verdad, pues, nos apresuramos a decirles que la búsqueda de la verdad colectiva, por ejemplo, sirve de acicate para que los pueblos elijan entre capitalismo y comunismo. Los “hacedores de opinión” ayudarán a esta elección.

Aunque parezca novedoso o extraordinario, no lo es en realidad. El cambio, la renovación y la revisión cíclica de lo existente y de la existencia, es la constante per se, de la humanidad.

La invención de la escritura, las revoluciones sociales e industrial, la conquista de nuevos territorios, las guerras de independencia, tecnológica y, la primera y segunda guerra mundial, han sido hitos que han permitido cada vez, ratificar la función primordial de ese rasgo que se asegura es distintivo de nuestra raza: su capacidad de razonar, expresar y tratar de imponer su propio criterio.

Podría decirse que el cierre del presente ciclo no ha sido, como los anteriores, producto de la voluntad del hombre; aunque hay quienes lo ponen en duda. A esta posición, algunos la llaman teoría conspiracionista. Pero de lo que no cabe duda, es que ha sido consecuencia directa de sus acciones.

Los organismos enfermos emiten señales de su anomalía. La aparición de la pandemia del COVID-19, como también se le conoce al coronavirus, es una señal de que en alguna parte, por alguna razón, se manifiesta repentinamente una señal de descompensación del equilibrio por estos lares del cosmos.

…se han registrado 1.218.474 casos y 65.884 defunciones en el mundo, según datos de la Universidad norteamericana Johns Jopkins.

Diciembre de 2019 pasará a la historia de la humanidad como la fecha de inicio del fin de otro ciclo.

Democracia versus socialismo, capitalismo versus comunismo. Oriente contra occidente. Opuestos relativizados por el coronavirus.

Aunque las fronteras están cerradas con el fin de desacelerar la propagación del virus, hoy más que nunca se evidencia la artificialidad de ellas. Norte, sur, este y oeste confrontan a un mismo enemigo. Y gracias a la globalidad, hemos descubierto que somos los mismos aquí y allá.

Los “memes” asiáticos, australianos, europeos y latinoamericanos por la cuarentena, son todos iguales. Los leemos unas veces en un idioma extranjero y a las horas nos llega la versión traducida, o viceversa.

unnamed

Entre el 17 de noviembre y el 7 de diciembre 2019, se detectaron en Wuhan, provincia de Hubei, China, los primeros síntomas de una extraña enfermedad respiratoria, se trataba de Coronavirus, que fue declarada pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 11 de marzo del 2020, luego de que se detectaran 118.554 casos y 4.281 muertes en 110 naciones. Una semana más tarde, la OMS pide a todos los países entrar en cuarentena (18 de marzo).

Desde noviembre 2019 hasta la fecha (domingo 5.04.20), se han registrado 1.218.474 casos y 65.884 defunciones en el mundo, según datos de la Universidad norteamericana Johns Jopkins.

…se produce una especie de pérdida de identidad nacional, a escala mundial, ya que la situación es la misma alrededor del globo: SE DETUVO EL CAPITALISMO.

Paralelamente, con la crisis sanitaria mundial, se desata una emergencia económica como consecuencia del inicio del confinamiento preventivo o cuarentena.

El confinamiento implica la paralización de una gran mayoría de actividades productivas, y aún cuando la directriz del órgano mundial de la salud es acatada en momentos distintos en cada país, se produce una especie de pérdida de identidad nacional, a escala mundial, ya que la situación es la misma alrededor del globo: SE DETUVO EL CAPITALISMO.

A partir de entonces comenzó un nuevo capítulo de la historia universal.

Ante tal situación, norteamérica, máxima expresión del modo de producción más extendido en la actualidad, exclama, en voz de su presidente: “La paralización laboral por la pandemia puede destruir al país, creado no para ser cerrado” y dijo que se alegraría viendo los negocios abrirse para la Pascua (12.04.2020). No será necesaria una cuarentena ni en Nueva York, ni en Nueva Jersey, ni en Connecticut, pese a los 121.117 casos detectados y los 2.010 fallecidos, o al buque de la Fuerza Naval apostado en el Puerto de Nueva York y Nueva Jersey y los hospitales improvisados en el Parque Central. En tal sentido, sólo se solicitará una “alerta de viaje alta” que será administrada por los gobernadores en consulta con el gobierno Federal. No será necesaria una cuarentena.

Para el momento de esa declaración, ya la crisis está en un punto álgido. España había decretado “Estado de Alarma” desde el 14 de marzo, hasta el 15 de abril y se había celebrado ya, una tercera reunión del Eurogrupo (24.03.2020) para afrontar de manera conjunta la crisis económica; entre otras cosas, porque Italia solicitaba ayuda a gritos y Alemania y los Países Bajos no se ponían de acuerdo con sus vecinos.

El 15 de marzo, el gobierno español, intervino empresas fabricantes de material quirúrgico (mascarillas), para garantizar su suministro durante la pandemia de COVID-19. En toda Europa hay apenas media docena de empresas que fabrican mascarillas de máxima seguridad. Las más solicitadas son las FFP3, que ofrecen mejor filtración del aire. Hay FFP1 y FFP2.

200328031805-01-coronavirus-new-york-0327-exlarge-169

Del otro lado del mundo, Perú ha vendido 30 millones de mascarillas a los Estados Unidos (2.109.682), Hong Kong (12.392.887) y China (16.410.549). Resultaría interesante entonces una explicación sobre la supuesta venta de material sanitario defectuoso por parte de China a Alemania, España y Países Bajos. Pero ¿Quién podría darla?. Por cierto, que China ha anunciado ya la apertura de una investigación al respecto. En los países bajos se comenzó a distribuir el material (el 21 de marzo) entre el personal sanitario y al percatarse de que no cumplía con los estándares de calidad, decidieron devolver 600.000 unidades. Otro caso curioso, es el de la pérdida de seis millones de mascarillas tipo FFP2, con destino a Alemania, en un aeropuerto en Kenia. Se supo también que el 80% de los tets rápidos que República Checa había comprado a China, eran defectuosos y que lo mismo le ocurrió a Turquía y Ucrania.

El 23 de marzo, mediante el reconocimiento checo, de la incautación de un cargamento de mascarillas con destino a Italia, salió a la luz publica, lo que alguna prensa internacional denominó un desastre diplomático.

República Checa registró su primera víctima de Coronavirus el domingo 22. Para esa fecha, durante su recorrido desde China hacia Italia, una donación de mascarillas de parte de la Cruz Roja, es retenida en Lovosiece, al norte de Bohemia. Las autoridades checas anuncian con orgullo que se han incautado 680.000 barbijos y respiradores que estaban en manos de traficantes. Luego de la tensión generada por la confusa situación, el Ministro Checo de relaciones exteriores, prometió a su homólogo italiano, que más de cien mil mascarillas continuarían su camino de Praga a Roma. El ministro italiano de relaciones exteriores, Luigi di Maio, confirmó la noticia. Cabe además señalar, que esas 100 mil mascarillas representan un número muy por debajo de lo incautado, pero es que ya se habían distribuido 380 mil en los hospitales checos.

Otro caso curioso, es el de la pérdida de seis millones de mascarillas tipo FFP2, con destino a Alemania, en un aeropuerto en Kenia.

En condiciones de “no pandemia” una mascarilla costaría 1 euro; por estos días han tocado un techo de hasta 30. Es quizás por eso, que el presidente norteamericano respondió a un periodista que le preguntó e rueda de prensa que si habría respiraderos (mascarillas) para todos EEUU; “!no seas una ricura vale!”

Estos son pequeñísimos ejemplos de las distorsiones del mercado alrededor del mundo generadas en relación al Coronavirus. Intervención de empresas y economía dirigida (España). Pérdida de control sobre los estándares de calidad (China). Piratería (Kenia).

Pero hay más: la libre empresa y de mercado, sientan sus bases sobre el respeto a las libertades individuales, libertades que durante la cuarentena han sido puestas en el congelador.

Habiéndose superado el pico de expansión del virus, se estima que para el próximo 25 de abril, la cuarentena sea levantada. ¿Cuáles han sido esas medidas que han permitido sortear con éxito la pandemia? (En la segunda entrega, daremos respuesta a esa y otras interrogantes)

Miércoles 01.04.2020 (Actualizado el 5 de abril de 2010)
A los trabajadores del mundo,
A María Belén y Zeudy.

UN WÉSTERN DEL SIGLO XXI

WhatsApp Image 2020-03-28 at 10.45.21 PM
Belén González / @mbelengg

La situación sociopolítica en Venezuela es tan peculiar y carente de lógica que el presidente de Petróleos de Venezuela, otrora vicepresidente, gobernador, ministro y diputado, se da el tupé de tener a cuestas -sin que le importe un carajo-, una orden internacional de búsqueda emitida por la Interpol.

Pero además, su cabeza tiene precio, por él se ofrece una recompensa de 10 millones de dólares al más puro estilo del wéstern. “Fin de mundo”, diría mi abuela, que un abogado con estudios de criminología, graduado en la Universidad de los Andes, sea hoy en día un delincuente probado y, encima, fugitivo de la ley. Su nombre es Tareck Zaidan El Aissami Maddah.

… fue El Aissami quien flexibilizó el funcionamiento de las cárceles dándole carta abierta al negocio de los pranes. Delincuente al fin.

El prontuario delictivo del flamante presidente de PDVSA, en otros tiempos la caja fuerte del país, ahora convertida en el epicentro de los negocios sucios del régimen chavista, va a la par de su carrera política. En 2005 fue electo diputado, y sólo un año más tarde, tras la expulsión de la DEA del territorio venezolano, quedó a cargo de la lucha contra las drogas en el país. De seguro algún visionario descubrió temprano su talento para el crimen.

Entrando el 2007 lo adosaron al Ministerio del Poder Popular de Relaciones Interiores y Justicia en calidad de viceministro de Prevención y Seguridad Ciudadana, a sabiendas de que no cuidaría de nada ni de nadie, salvo de los guisos. Apenas un año más tarde el intergaláctico lo convirtió en Ministro de dicha cartera.

No pudo ser peor. Los datos confirman que durante su gestión en este ministerio, que terminó en 2012, se experimentó el mayor aumento de criminalidad de la historia del país. En esa época surgieron las “megabandas”, organizaciones criminales dedicadas al secuestro, la extorsión, el robo de vehículos, el microtráfico de drogas y otros delitos.

No en vano, en este periodo oscuro, fueron asesinadas cerca de 90.000 personas en todo el territorio nacional. Pero además, según confirmó el Observatorio Venezolano de Prisiones, fue El Aissami quien flexibilizó el funcionamiento de las cárceles dándole carta abierta al negocio de los pranes. Delincuente al fin.

…durante su gestión el crimen organizado floreció y los camarillas armados que hoy llamamos colectivos se consolidaron como grupos de terror y exterminio, no sólo con su bendición, sino bajo su dirección.

No perdía oportunidad para gritar a los cuatro vientos que durante su gestión se había capturado a más de 70 capos de la droga, pero como no es bueno escupir para arriba, ya se ha comprobado que muchos de ellos se convirtieron en sus socios, y que buena parte de las toneladas de estupefacientes que se confiscaron en esos operativos, sirvieron como su tarjeta de presentación entre los narcos del continente.

WhatsApp Image 2020-03-28 at 10.45.22 PM

El dueño del patio
A finales de 2012 yo me fui de Venezuela. Justo ese año, él dejaba su ministerio para presentarse como candidato a la gobernación de Aragua, porque así lo decidió el fallecido Hugo Chávez, sabrá Dios porqué razón. En aquel entonces, aseguró que “Aragua sería ejemplo de desarrollo y seguridad para el país”, pero lo cierto es que durante su gestión el crimen organizado floreció y los camarillas armados que hoy llamamos colectivos se consolidaron como grupos de terror y exterminio, no sólo con su bendición, sino bajo su dirección.

No hubo muro de contención para la expansión de su esquema de negocio delictivo, era tan descarado que en 2017, el gobierno de Estados Unidos lo incluyó en su lista de capos y le cayó encima la Ley Kingpin, promulgada en diciembre de 1999, que bloquea las actividades de individuos u organizaciones extranjeras sospechosas de estar vinculadas con el narcotráfico, legislación que se conoce popularmente como “Lista Clinton”.

Ya con esto hay material de sobra para sacar al aire una serie con varias temporadas.

Aunque le importe poco, lo cierto es que la Oficina de Control de Activos de Extranjeros – OFAC- demostró que Tareck El Aissami facilitó, usando su estatus político, el envío de grandes cargamentos de drogas, por aire y mar desde Venezuela con rutas de distribución que alcanzaban, con absoluto desparpajo, el territorio estadounidense.

Con su pelo engominado, su facilidad de palabra y su cara de duro de matar, este personaje recibió dinero de Walid Makled García, le envió droga al sanguinario cartel mexicano Los Zetas, y protegió al capo colombiano Daniel Barrera Barrera y al narcotraficante venezolano Hermágoras González Polanco. Ya con esto hay material de sobra para sacar al aire una serie con varias temporadas.

WhatsApp Image 2020-03-28 at 10.45.22 PM-2

Chavista y terrorista
Pero sus “asuntos” no se quedan en el mercadeo de droga a gran escala, porque la justicia estadounidense también confirmó que El Aissami, tiene nexos con grupos terroristas del Medio Oriente. Está formalmente acusado de financiar y apoyar a organizaciones terroristas islámicas a través de 40 empresas con sedes en Venezuela, Panamá, Curazao y Santa Lucía. No en vano durante su gestión como director de la ONIDEX, le dio pasaportes venezolanos a muchos miembros de Hezbolá.

Quien lo confirmó fue precisamente otro de los más buscados, el ex jefe de inteligencia militar Hugo Carvajal, muy de moda en estos días porque decidió presentarse ante la justicia de Estados Unidos. Según sus declaraciones formales, Tareck El Aissami visitaba regularmente Siria para establecer conexiones con Hezbolá en nombre del gobierno venezolano.

Durante su gestión como director de la ONIDEX, le dio pasaportes venezolanos a muchos miembros de Hezbolá.

Todo esto es lo que sabemos, pero de seguro, hay mucho más debajo del tapete. El gobierno bolivariano, y todos sus acólitos a distintos niveles, ha dejado claro ante el mundo su talento para robar, mentir, manipular y traficar.

El abrumador nivel de descaro ya es tan evidente que no sólo Tareck y el jefe del Cartel de los Soles, Diosdado Cabello, están acusados públicamente, sino que el asunto ya empapó al propio Nicolás Maduro. Todas sus cabezas tienen precio, a ver si alguien en la comarca se anima o si la ambición desmedida de alguno sirve de peine…Con esto de recompensas estoy pensando seriamente ver este fin de semana algún wéstern, quiero poner a volar mi imaginación viendo como los villanos terminan, gracias al sheriff, tras las rejas, con un balazo o en la horca.

ENTRE EL CORONAVIRUS Y EL CHAVISMO: PANDORA

WhatsApp Image 2020-03-29 at 2.21.29 PM
Dante Garnique / @dantegarnique

Llegada la hora, se reúnen en torno al Ónfalo, los dioses en Asamblea, no la Constituyente, sino la antigüita. Han transcurrido ya más de 2000 años, y a juicio de algunos, es casi navidad otra vez. Ante la inminencia del cierre de temporada impera revisar la creación.

Dante, Rey de los infiernos, es el primero en ser consultado. Zeus le interpela sobre su parecer, a lo que el italiano le responde que esos son caminos ya muy transitados, lo ideal sería un décimo círculo; pero ante tanta creatividad de J.K. Rowling, queda poca pintura nueva.

Pero no podemos permitir que el Joker opaque a Batman, añade algún mortal; a lo que otro se suma proponiendo: ¡ajá! preparémoslo en sopa…

Se le consulta entonces al dueño de la fiesta, bueno Chúo, ¿Qué motivo prefieres: Dragon, le wo Kau; Noumen Joshi no Hanako-San; Pikachú; medieval; siglo XIX o algo más adaptado a la postmodernidad?. No, el estilo medieval quedó muy rayado después del bodrio de Games of Thrones. Para una guerra convencional, ya están muy avisados; el estilo Manga, podría funcionar, pero probemos con algo que les anime a ponerse creativos.

Está bien, ¡no se diga más! -exclamó Zeus-, siempre ávido de nuevos capítulos de Los Juegos del Hambre.

¿Qué es lo que dice la Constitución? -pregunta Zeus. ¿La bolivariana o la otra?, inquiere Trump. ¡Pana, la nuestra, la de Nostradamus! -le grita Zeus, cual Juan Carlos I al innombrable. ¡Ah, perdón!. Bueno, que Oriente se levantará contra Occidente.

A los italianos se les aclaró el guarapo, a los españoles se les salió la clase y se dijeron cosas duras en La Zarzuela.

… Y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la Tierra, a Gog y a Magog a fin de reunirlos para la batalla, el número de los cuales es como la arena del mar (1).

Pero no podemos permitir que el Joker opaque a Batman, añade algún mortal; a lo que otro se suma proponiendo: ¡ajá! preparémoslo en sopa y relancémoslo mundialmente para que recobre protagonismo.

WhatsApp Image 2020-03-28 at 10.45.33 PM

Por aquellos tiempos, que son estos, se había hecho una pausa de 75 años, entre tanto, algunos fueron por ambrosía, otros a sus acostumbradas bacanales y casi al final de los tiempos se volvieron a reunir.

¡Que comience en China la tercera guerra mundial! Ellos son los mejores haciendo réplicas; comunismo a lo interno, capitalismo a lo externo. ¡Epa! ¿y ya le avisaron a Cleopatra?. Sí, pero dijo que va a llegar un poco tarde, anda recogiendo higos criando culebras y después va para la peluquería, porque tiene que montar un tutorial de maquillaje. ¿Y a Rusia?

…se nos olvidó Venezuela. ¡En ningún momento! -se puso de pie Zeus- ofrezcan 15 y 10 millones de dólares y entréguenle el Ánfora de Pandora

Recapitulando, ¿a quién se le van atribuir las responsabilidades, a María la Bollera?, ¡no vale! demasiado tercermundista, mejor a los chinos ya dijimos, que comience allí el asunto.

Y así comenzó Equidna su recorrido por el mundo. A los italianos se les aclaró el guarapo, a los españoles se les salió la clase y se dijeron cosas duras en La Zarzuela. De pronto todos en Gea, soñaban al mismo tiempo que eran: “aire: oxígeno nitrógeno y argón, sin forma definida”, durante más de cuarenta días.

Y se pusieron creativos: “Los virus son algo complicado de entender; porque no están vivos ni muertos. No están vivos porque no pueden reproducirse por sí mismos. No están muertos porque pueden entrar en nuestras células, secuestrar su maquinaria y replicarse. Son efectivos haciendo eso; pues lo vienen haciendo desde hace más de 3.500 millones de años, desde la aparición de la vida en la Tierra. Por eso son tan buenos, burlando nuestro sistema inmune. Más del 60% de las enfermedades infecciosas en humanos, vienen de patógenos compartidos con animales salvajes y domésticos. Cada año, estas enfermedades infectan a unos 1.000 millones de personas y matan a 2,7 millones de ellas, la inmensa mayoría en países pobres. El coronavirus ha causado por ahora, poco más que 3.300 defunciones. Un 0,1 % del total ”.

A última hora se supo que Lila guardaba cuarentena montada en su cocotero, por temor a que se le rasgara el Moñongo.

Mira, pero se nos olvidó Venezuela. ¡En ningún momento! -se puso de pie Zeus- ofrezcan 15 y 10 millones de dólares y entréguenle el Ánfora de Pandora, de cualquier modo, Atlas sigue llevando todo el peso sobre sus hombros.

En consecuencia, con la nueva legislación de la Aldea Global, debemos aclarar que todo lo antes dicho, se trata de un Fake News más. Gracias por su atención.

_____________________

1 Apocalipsis 20-8

Viernes 28.03.2020
A Jesús (Chúo) Emilio Torrealba Guanaguanai
En su quincuagésimo séptimo aniversario de vida.

_________________

elpaís.com La crisis del coronavirus. Así afecta el coronavirus. Arturo Galocha/Nuño Domínguez

¡QUÉ BUENO ES MADURO! 

Maduro-1

Zeudy  Acosta Paredes / @zeudyacosta 

Por más que parezca inaudito, hay gente lanzando loas y picándole el quesillo al régimen “por su diligente acción en contra del Coronavirus“. Pero no se trata de los afectos a Maduro y su combo, la cosa viene hasta de quienes dejaron de creer en ellos hace un tiempo, o de los que nunca comulgaron con la “revolución”. Esto es como si se hubiese desarrollado en el ciudadano venezolano una especie de Síndrome de Estocolmo, en el cual la víctima siente afecto y agradecimiento por el secuestrador. Es como estar enterrando a un hijo, y que el asesino se aparezca en el funeral a darte el pésame. 

Un país a merced de protocolos de papel, de “autoridades” afirmando que el Coronavirus es letal, como si ellos no lo fuesen. 

Cualquier persona que represente al régimen, es alguien habituado a mentir con notable desfachatez, a manipular, capitalizar y multiplicar el odio, algo así como la propagación del virus. Pese a su incalculable esfuerzo, no hay manera de creer que tengan como propósito resguardar al pueblo venezolano; la pandemia les ha caído como anillo al dedo para darle una denominación científica o institucional al secuestro masivo al que han sometido a país entero. ¿Y saben qué es realmente jodido?, encerrase en una casa por días, con la familia en pleno, sin agua, sometidos a horas de confinamiento sin luz, sin poder adquisitivo para comprar alimentos dignamente, evitando depender del humillante contenido de la Caja CLAP. No es lo mismo, la cuarentena en un país donde hay acceso a los principales rubros alimenticiosque en Venezuela, donde muchos se ayudan con remesas, y otros sobreviven con el día a día. Tampoco es igual afrontar esta crisis, en un país donde no hay medicamentos esenciales, guantes ni tapabocas, ni aparatos de respiración artificial. Un país a merced de protocolos de papel, de “autoridades” afirmando que el Coronavirus es letal, como si ellos no lo fuesen. 

Y por si esto no es suficiente, enfrentar un estado de emergencia, sobre la propia emergencia de salubridad que ya padece Venezuela desde hace años, es tan criminal como la pandemia misma; el riesgo de morirse, sigue siendo el mismo. Me hace recordar a Larry Browne, quien afirma “El socialismo te rompe las piernas, luego te da unas muletas, y te dice: sin nosotros no tendrías muletas”. 

En efecto, esto me conlleva además a pensar, sin temor a equivocarme, que hasta las cifras de casos contagiados y de víctimas mortales están maquilladas, que no se habla “oficialmente” del masivo contagio que se produjo a partir de la tremenda rumba que se protagonizó en Los Roques durante varios días, donde aparecen involucrados algunos enchufados. Se trata de un régimen deshonesto y cruel que, pretendiendo aparentar ser eficiente y eficaz, en las primeras de cambio, suspende los vuelos internacionales provenientes de Europa y EEUU, pero no los de China, que es el país donde se originó el virus.  

El Departamento de Estado de EEUU le ha puesto precio a su cabeza al calificarlo como narcotraficante patrocinador del terrorismo.

Ahora sí quieren vestirse de ovejitas para que el Fondo Monetario Internacional (FMI) les ayude a obtener recursos para contrarrestar la pandemia, pretendiendo olvidar las repetidas veces que Nicolás Maduro despotricó del organismo y juró que jamás tocaría a su puerta. Pues, quien escupe para arriba, la saliva le cae en la cara. Parece que hasta emisarios tuvo que emplear para que hicieran el lobby, y aun así – para desgracia del pueblo venezolano-, nunca lo dejaron entrar. Imaginemos, incluso, a manos de quién iban a parar esos fondos, “chivo cuidando pasto”.  

El régimen parece ignorar que el nombre de Maduro, y todo lo que él representa, está bajo la sombra de la inconstitucionalidad y que a escala internacional pocos le reconocen como Presidente. Y ahora, que el Gobierno de EEUU, a través del Departamento de Estado le ha puesto precio a su cabeza al calificarlo como narcotraficante patrocinador del terrorismo, la mesa se ha servido. 

Da la impresión de que, pese a lo turbio que resulta todo en torno al madurismo, que hace unas pocas horas planteaba la posibilidad de dialogar y negociar con la seudo oposición no sé qué cosa, aún haya margen para acreditar en sus acciones y palabras. Que haber desfalcado al país no cuente, que los innumerables casos de crímenes de lessa humanidad, de torturas a los presos de conciencia, de niños muertos por inanición, de jóvenes asesinados por defender a su país y su futuro, tengan una especie de separata hoy, y que Maduro entonces sea el bueno de la película. Maduro es un bueno para nada, porque –sin ánimos de elogiarlo-, hasta Pablo Escobar le pasó la mano a Medellín.  

NO, NO LO SEAS

873a3b01164944a4d7dc71702148a2df--butterfly-effect-butterfly-art

Zeudy Acosta Paredes / @zeudyacosta

No seas lo que te han dicho, lo que sospechas, lo que te imponen.
No seas la promesa rota; no seas el resto, si puedes ser el plato entero.
No seas el café fugaz, el trago amargo. No seas las lágrimas fingidas, el llanto que te quiebra. No seas madre por fuerza, por imposición. No seas el objeto, sino el objetivo.
No seas la flor marchita, sino la que resplandece en el desierto.

No seas la que entrega todo, y se queda en la retaguardia.
No seas la que espera sentada en la estación, sé la que se monta en el tren aun sin compañía.
No seas el verso, sino el poema completo.
No seas el rostro que se oculta, pero tampoco el cuerpo que se desnuda sin pudor.
Nos seas las marcas de la violencia, sé la huella de la ternura.

No seas la mujer entregada a preconceptos, prefiere ser quien la ama, ser quien lo ama.
No seas la mano que fustiga, sé el alma donde descanse el refugio.
No seas la que se mira en otras, sé tu esencia, tu propia versión.
No seas los pies que huyen, sé los que corren tras sus sueños.

No seas la boca que ofende, sé los labios que recorren el deseo y que sonríen tras el placer.
No seas la que camina detrás, ni delante, sé la que va justo allí, al lado.
No seas la pieza forjada en hierro, permítete sentir, ser, estar, amar…

A ustedes, por lo que son, por lo que valen. Las quiero

 

SOPA DE SETAS Y CHAMPIÑONES

crema-de-setas-y-queso-de-cabra-655x368

Dante Garnique / @dantegarnique

INGREDIENTES:

Medio kilo de setas y champis (250 gramos c/u)

Media cebolla (brumuá)

Una lata de cubos de tomates

Caldo de vegetales, carne o concentrado (cubitos)

Salvia

Romero

Pimentón (brumua)

Perejil

Lo verde del cebollín

Un poco de bechamel

Mantequilla y aceite de olivos

Vino blanco o rosado

Lemon Gras o malojillo

Sal, azúcar y pimienta.

Cuajada fresca

Jugo de limón (si le da la gana)

PREPARACIÓN:

Destape la botella de vino y sírvase una copa. Si le gusta, prosiga. Puede suceder que se tome la botella completa y no quede convencido; en ese caso, vaya a por la siguiente y así, sucesivamente, hasta encontrar la de su agrado. Una vez conseguido esto, lo demás fluye.

En un cuezo con capacidad para unos cuatro litros, sofreír en aceite de olivos y algo de mantequilla, pimentón, cebolla, el cubito espaturrado, lemon gras, perejil, salvia y romero. Hágalo hasta percibir aromas agradables, no lo deje quemar.

Agregue la tercera copa de vino de la botella. Este es un detalle muy importante. La primera y la segunda copas no son buenas para cocinar, esas deben ser consumidas por el cocinero. Una vez consumidas las primera y segunda copas, utilice la tercera para su preparación.

Incorpore los tomates y no desperdicie lo que se queda en la lata, enjuáguela con algo del caldo que tenga. Cueza, cinco, siete minutos. Hasta que el vino se haya evaporado.

Incorpore caldo, sin que rebase el tope del cuenco, agregue los champiñones debidamente rebanados. ¿No los rebanó? ¿Está esperando que yo lo haga? Yo con muchísimo gusto, pero estamos un poco distantes el uno del otro. Vamos, rebánelos y póngalos dentro de la pócima junto con lo verde del cebollín cortado finamente. Cueza a medio tenor durante unos veinte o veinticinco minutos.

Sírvase otra copa de vino. Prepare un poco de bechamel. Si no sabe cómo, busque una receta en internet. Esto lo pudo haber hecho antes de comenzar a preparar la sopa para que no se estresarse con una preparación en medio de la otra. Si no lo hizo antes, para la próxima, ya lo sabe. Sal pimiente su sopa, a gusto propio, no olvide el tono de azúcar para rebajar la acidez de los tomates. Incorpore bechamel sin llegar a convertir la preparación en un majarete.

Sirva en un plato bonito con algo de cuajada y si le parece, unas gotas de limón. A modo de guinda, puede ponerle un pedazo de aguacate encima. Acompañe con el pan de su preferencia. Arepas, pan de centeno, ñame hervido o lo que guste.

Maridaje: Champagne o proseco. Pero si lo que tiene es guarapa. !Buen provecho!

Jueves 5 de marzo 2020

A mi triste Maracay, en su tricentésimo décimo noveno aniversario.

ABRAZAR LA EMOCIÓN

Zeudy Acosta Paredes / @zeudyacosta

El día que emigré, hace un poco más de 5 años, no me tomé fotos cotidianas, ni a mis pies encima del arte cinético de Cruz-Diez exaltando su legado a la humanidad, o su simbólica relación con el destierro en los últimos tiempos; tampoco llorando mientras me abrazaba a los míos (es que no lloré). Tampoco al avión, ni a las maletas, ni al boarding pass. Tenía un enjambre de pensamientos y sentimientos  ocupándome el cerebro y el corazón, que me restaban fuerzas para soltar emoción alguna, para definir incluso hoy, qué se siente en o frente a ese escenario. 

Te toca curarte y de manera simultánea sanar a otros que también se fueron…

Antes y ahora, he venido haciendo un ejercicio infructuoso. Le he puesto empeño, le he dedicado tiempo, he aplicado múltiples estrategias que vienen de boca de expertos y de otros no tanto. Agentes distractorios por un lado, seducciones externas por otro, pero que va, es difícil cultivar el autoengaño de manera extendida y perenne.

Me he decidido a dejarme de mentiras, de invenciones y pretextos; seguir pretendiendo que pese al tiempo, uno se acostumbra y deja pasar. Me he decidido a dejarme de pendejadas y hacerme la idea que puedo disimular, que puedo seguir creyendo que esto de dar abrazos virtuales te llena, te cierra el hueco que se siente en el esófago, o esa congoja en el pecho. Miren, seamos francos, uno ha cosechado amistades nuevas, ha hecho lo mejor que puede para no sentirse solo, para que la distancia sea una palabra que se pierda con el viento que viene desde el Este. 

Te toca curarte y de manera simultánea sanar a otros que también se fueron, curar a los que se han quedado -esos que cada día se sientes más solos-, a los que incluso después de salir, han vuelto, porque esto de emigrar no es para todos, aunque a todos nos urja. Y sí, lo más duro es tener que hacerlo contigo, porque para dar consejos uno no necesita un curso, ni ser especialista, pero cuando se trata de la autosanación, se enmarañan los paliativos, las compresas no bajan la fiebre y el vendaje, aunque vaya debajo de la ropa, se nota como los remiendos mal hechos.

Y antes de que lo digan, sí, el trabajo dignifica y el agradecimiento va adelante, pero esto es otro tema, es la ruptura del “saber” y el “hacer”, la fractura de los sueños.

Digan lo que digan y quien lo diga, si algo es indiscutible, es que nunca vamos a sanar lo que nos ha pasado. No importa cuánto afecto recibas, cuántas amistades cultives, o el derroche de fraternidad que vayas donando en tu entorno para sentirte más confortable en ese lugar que escogiste para reinventarte; la emoción de los abrazos físicos a tus padres, a tus hermanos, a esos amigos que son más familia que nadie, serán insustituibles por la eternidad. Y nos los hemos perdido en un viaje sin retorno, pues aún cuando en algún momento la oleada vaya en retirada, la emoción de los abrazos que ya no fueron en su momento, no lo serán; no tendrán el mismo sabor, el mismo candor.

He visto a gente cantando cumpleaños con torta incluída por vídeollamada, a muchos llorar a sus muertos desde otros continentes sin poder decirles adiós de cerquita. A abuelos conociendo a sus nietos en fotografías y videos. Gente que ha perdido relaciones, matrimonios fracturados porque la brecha se fue dilatando hasta diluirse en el abandono; hijos, abuelos, nietos, tíos, padres que a cuentagotas van perdiendo todo tipo de esperanzas de cambios, y con ello, la de reencontrarse con los suyos. He conocido médicos recetando platos en un restaurante, a periodistas describiendo en su interior cómo se limpia una casa, economistas haciendo inventarios de carga en un almacén; también ingenieros vigilando parques, abogados como baby sister. Y antes de que lo digan, sí, el trabajo dignifica y el agradecimiento va adelante, pero esto es otro tema, es la ruptura del “saber” y el “hacer”, la fractura de los sueños.

Ya lo he dicho, no hay grupo de WhatsApp que suponga la energía de la conexión que se sirve en una mesa en casa para almorzar, en un café con un tres leche de por medio, una tarde de sábado con sancocho o parrilla, un domingo de infarto con un Caracas – Magallanes o de Vinotintos en el engramado de cualquier estadio aunque “juguemos como nunca y perdamos como siempre”. Hay historias que son más bonitas cuando se cuentan en presencia de los que amamos, porque hay expresiones que por su naturaleza, son indescriptibles e irrepetibles. Ayudan y alivian los mensajes de texto y audio que se inventan y comparten, pero ese vacío siempre va estar allí, como el que se siente cuando te lanzas a una piscina desde un trampolín de cinco metros de altura. La vida nos va transcurriendo y vemos las de otros pasar indefinidamente en estados e historias de las redes sociales.

Hay despedidas que debieron tener el refugio de una mano sanadora o un hombro que amortiguase a las penas, un abrazo emocionado saturado de alivio; hay despedidas que no debieron tener de intermediario un smartphone, o el muro de Facebook. Hay ausencias que saben a hiel y a nostalgia. Hay despedidas, que simplemente nunca debieron ser.