MADURA MIJO…

Maduro-llorando

Belén González / @mbelengg

Parece mentira que tengas 56 años, y que a estas alturas de tu vida no hayas madurado Nicolás. Al respecto tengo dos teorías, la primera es que eres un verdadero cara e ‘tabla, como decimos en criollo; y la segunda, que tu coeficiente intelectual no es básico, sino mínimo.

La muestra más reciente de tu inmadurez está en los anuncios que hiciste al descubrir que el movimiento para que la Ayuda Humanitaria ingrese a Venezuela es en serio. A mi realmente no me extraña, pues por lo general, te comportas como un niño malcriado de 5 años que, cuando no obtiene lo que quiere, forma una pataleta de esas con llanto, grito a todo pulmón y revolcada en el piso incluida. Lo que sea necesario para llamar la atención.

Aún me pregunto cómo se te ocurrió anunciar públicamente que recibirás ayuda humanitaria de Rusia -y que la vas a pagar- después de jurar, rodilla en tierra, que en Venezuela no había ninguna crisis humanitaria, sino un intento de desestabilizar el país por parte del Imperio.

Pero además, cuando dijeron que artistas internacionales se irían a Cúcuta para cantar en el Venezuela Aid Live, en especial varios de los que han dejado de ir al país por tu culpa, tu reacción de absoluto berrinche fue mandar a organizar a última hora un “súper concierto” de tres días, igualmente en la frontera con Colombia, y ponerle nombre en inglés: Hands Off Venezuela. Va a dar pena ajena ver al montón de estrellas “estrelladas” que se subirán a ese escenario.

…no aguantas la pela que tú mismo te has ganado por bestia…

La verdad es que no aguantas la pela que tú mismo te has ganado por bestia. Nicolás, eres un payaso. No se puede poner en duda que la inteligencia básica que mantiene medio funcionando el narco Estado, definitivamente no está en tu cerebro.

Tus metidas de pata son ya históricas, reconocidas públicamente como señal inequívoca de brutalidad, porque ni los más fuertes alucinógenos pueden parir ideas tan “brillantes” como las tuyas; aunque sinceramente lo más grave es la total desconexión entre tu cerebro y tu boca, porque lo que has dicho y dices está más allá de la ciencia ficción.

En lo lingüístico eres cuando menos un desastre. Diste pena ajena, cuando en el desubicado afán por diferenciar los géneros, hablaste de millones y millonas, de libros y libras. Y tu escasez de contenido, quedó demostrada cuando queriendo citar la Biblia afirmaste que “Cristo multiplicó los penes”, una genuina falta de educación y respeto, además.

Si hablamos de religión, aunque en tu biografía dice que eres católico, fuiste discípulo de Sathya Sai Baba desde 2005, quizás por eso no extraña tanto que hayas hecho el ridículo al afirmar que “Cristo redentor se hizo carne, se hizo nervio, se hizo verdad en Chávez”, y lo peor, fue cuando se te ocurrió declarar que el difunto, negoció con Cristo el nombramiento de Bergoglio como Papa. Es decir, que además de lo dicho, eres un blasfemo.

Tu encumbrado conocimiento sobre política y diplomacia te llevó a asegurar que el “socialismo del siglo XXI” tiene como enemigo principal al Imperio, y a sus secuaces, entre ellos el Hombre Araña, a quien calificaste como cómplice de la “fábrica de antivalores” que fomenta la “violencia” entre los jóvenes de Venezuela. Sólo puedo acotar, fin de mundo o qué calidad de mamarracho.

Cuando hablas de historia dices improperios como que Simón Bolívar fue huérfano de esposa a los 17 ó 18 años. Y hablando de medidas económicas para combatir la crisis dijiste que un sistema con un sólo tipo de cambio “sería un autosuicidio colectivo de la economía del país”. Voy escribiendo y no sé si reírme o llorar amargamente por el tiempo que hemos estado en tus peligrosas manos.

Te has dado el tupé de decir que las “autoridades” venezolanas trabajan las 35 horas del día, y son tan proactivos que pudiste crear una institución tan vital para el funcionamiento del país como el Viceministerio para la Suprema Felicidad Social; que por cierto, ha resultado en exceso “eficiente”. Me cuesta no ser irónica, lo siento.

…Debimos darnos cuenta hace tiempo de que no sabías, y que nunca sabrás dónde estás parado…

Debimos darnos cuenta hace tiempo de que no sabías, y que nunca sabrás dónde estás parado. Entre los primeros indicadores, recuerdo cuando dejaste ver que no entendías ni siquiera las unidades de medidas, porque solo tú dirías en público que no podías dudar “ni un milímetro de segundo” sobre el valor de Chávez.

Fuimos tontos, y casi tan escasos de inteligencia como tú, al no darnos cuenta de que en el afán por justificar lo injustificable declaraste públicamente, el mismo día en que Chávez murió, que “fuerzas oscuras” le habían “inoculado” el cáncer. Una locura para explicar por qué a pesar del Patria, Socialismo o muerte venceremos, el tipo se murió.

Y cuando no había pasado ni un mes de muerto y enterrado, quizás producto de una “pepa” de éxtasis, afirmaste que el difunto se te apareció en forma de pajarito chiquitito, y que este te vio raro, silbó un ratico, dio una vuelta y se fue. Pero ahí no quedo la cosa, porque hasta lo viste en una imagen plasmada en el Metro de Caracas. Sin comentarios.

Nicolás eres, sin duda, un personaje de caricatura, un bufón del que simplemente hay que reírse, porque son demasiadas las incongruencias en tu carrera política, excesiva tu mediocridad. De hecho, estoy convencida de que ni envolviéndote en periódico vas a Madurar.

Un comentario sobre “MADURA MIJO…

  1. Todo lo que acá se dice de él es cierto, Nicolás habla mal, estructura las frases peor, utiliza palabras que no existen, anuncia cosas que solo están en una realidad paralela… pero es que él habla como la mayoría de la gente en el país, y ve la realidad como esa misma gente, baila tambor y ese reggaeton que ahora es la música de toda una generación endógena. Así que aplicándole aquel “Jaime es como tú” toda esa ignorancia es compatible con la de quienes le han creido hasta ahora, y han votado por él.
    Por tanto este juicio a Maduro, que cualquier persona medianamente estudiada y decente realizaría, acá no se aplica, ya que su apoyo inicial se basó justamente en esos millones de venezolanos incapaces de razonar coherentemente -algo a lo que la democracia prechavista contribuyó en gran medida.
    El tema entonces no es el nivel mental de Maduro, sino cuánto apoyo habría tenido si los precios del crudo no se hubieran desplomado, porque habría tenido dinero de sobra para el reparto -aún siendo ineficaz y sujeto al latrocinio militar -, lo que nos indica que a la mayoría de ese pueblo no le importa si los gobierna un imbécil, sino si con éste le llega la dádiva.
    Así que al caracterizar a Maduro de esa forma tan realista conlleva hacerlo de la misma manera con el bravo pueblo, lamentablemente.
    Pero por otra parte, cuidado con subestimar a Nicolás, porque resulta que esas características con que se lo define acá son comunes a muchos dictadores, comenzando por Stalin, ignorante como Maduro, astuto y con similar complejo de persecusión temiendo que a cada momento lo irían a matar. Pero el factor común que los define a todos ellos es aferrarse al poder como sea y a costa de miles de vidas, y Nicolás está en ese grupo, donde priva la crueldad y el cinismo. Y estas dos cosas, al menos cuando se está en el poder, compensan todas las demás deficiencias personales. Incluso es mejor para los militares y para los cubanos que Nicolás sea así, sometido a ellos pero dispuesto a todo, dando la cara en un trabajo sucio que protege la imagen de muchos militatares criminales.
    De manera que no se le puede subestimar. Como a los cubanos tampoco.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s